domingo, 5 de febrero de 2012

El buen espectador


El otro día vino Julia Solomonoff a Versión española, y hablando de Raúl Ruiz me dijo que una frase suya le encantaba:

- Le comentaron en una entrevista que algunos espectadores se dormían en sus películas, y él contestó que le parecía perfecto, así el espectador a la salida no sabía si había asistido a la película o a un sueño.

Probablemente el chileno lo decía en serio, que ningún director se ha acercado tanto como él a la estructura de los sueños.
Hoy me he ido con mi mujer a ver El techo de la ballena, que es rara incluso para el baremo raulruiziano, y he dado unas cuantas cabezadas una vez he renunciado a entender qué hacía el antropólogo protagonista y su mujer deambulando como fantasmas por una casa de la Patagonia mientras pegaban la hebra con los dos últimos miembros de una tribu india, indios casi autistas al principio, y que en la última secuencia del film se pegan una parrafada en varios idiomas sobre Spinoza, Hegelm, Mozart y demás hitos de la cultura occidental.

4 comentarios:

Francis Black dijo...

Hace poco vi "la comedia de la inocencia" pero se seguia bien, me gusto.

abbascontadas dijo...

Raúl Ruiz está muy bien, pero tiene cada cosa...
Es muy divertido las cosas que contaba de que se hacía una peli con las colas del negativo y el ayudante de sonido de una serie de televisión, en cuatro días.

Sergio Sánchez dijo...

"Inland empire" por ejemplo es más fascinante a cabezadas que completamente despierto.

abbascontadas dijo...

Yo, la verdad, prefiero verla a trozos; de un tirón me cansa la última hora.