sábado, 14 de julio de 2012

La curiosa pervivencia de Vértigo



Ahora que, gracias a esa peculiar mezcla de retraso mental con imperecedero resentimiento de la que hace gala ese grandísimo hijo de puta que rige los destinos de España en estos momentos (bien acompañado de unas cutrísmas aspirantes a Ladies Macbeth de provincias), las nuevas generaciones de este país no van a poder ir al cine ni conocer su historia, es labor cívica de los que tuvimos la suerte de conocer tiempos mejores, cuando las entradas eran accesibles y ponían pelis de Mizoguchi en la televisión pública (que no parece que vaya a ser la recuperación de este legado la principal preocupación de la renacida figura del comisario político que el PP ha reintroducido en TVE) dar un poco idea de la grandeza que éste llegó a adquirir.

Bueno, la verdad es que el exabrupto no tiene nada que ver con el contenido de la entrada, que es el haberme tropezado el mismo día con un par de desaforadas citas de Vértigo en dos películas bastante diferentes y bastante famosas, Matrix y Batman (la de Tim Burton). Los hermanos Wachowski saquearon/homenajearon al maestro inglés a conciencia y a destajo (lo que, particularmente, lo encuentro digno de elogio), y reservaron la primera secuencia de Matrix para citar con mucha gracia la persecución que abre Vértigo, la que tiene lugar por los tejados de (imagino) San Francisco. Aquí la gracia es que no sabemos todavía quién articulará el punto de vista del espectador (aunque según avanza la escena nos vamos poniendo de parte de esa chica que va forrada de cuero y con perennes gafas de sol para pasar desapercibida en el mundo imaginario que habitamos, una opción un pelín rara, desde luego).

Burton espera al clímax de su Batman esquizofrénico para rememorar la(s) secuencia(s) del campanario (aunque ya Buñuel, el primo gemelo de Hitchcock, utilizó unas campanas como testigos de una pulsión asesina en Ensayo de un crimen), ascensión de escaleras incluida. Aquí Joker manda la campana escaleras abajo para impedir que a las alturas suba la policía, tal vez para indicar que en ese lugar sagrado (en el sentido de Bataille, o sea, también maldito), la Ley no tiene nada que hacer.

1 comentario:

Francis Black dijo...

El otro día vi un capitulo de Mentes criminales en que habían juntado, Psicosis y Sunset Boulevard.