sábado, 20 de abril de 2013

Queremos tanto a Cannes



Tras la decepción que siempre supone el desvelamiento de la programación de Cannes tras tantas semanas de apasionadas predicciones (no porque la programación sea decepcionante, sino porque el secreto nunca puede estar a la altura de las expectativas) las escuelas de cannelología se ponen de nuevo en marcha para analizar concienzudamente ausencias, ascensos a primera división y desaires. He aquí unas modestas claves para entender algunas cosillas:



- El año pasado hubo una pequeña marejadilla por la ausencia de mujeres en la Main Competition. Fremaux dijo que no había porque no daban el nivel y Jacob lo desautorizó. Este año todo eran listas de mujeres que iban a entrar sí o sí. Al final sólo tenemos a Bruni-Tedeschi, que asciende desde Un certain regard, donde hace años se pasó Actrices, una película que a mí me gustó y de la que en España no se ha sabido nada. Un chateau en Italie promete ser tan autobiográfica como las anteriores pelis de la hermana famosa de Carla. La gran favorita para enarbolar la bandera de la feminidad cinematográfica en la MC, Claire Denis, se va a Un Certain Regard, elección que ha sorprendido a propios y extraños (a mí también) dado que la Denis puntúa mucho más alto que la Bruni-Tedeschi en la clasificación crítica y (sobre todo) que suele preferir Venecia, y ya que la repescas para casa lo más normal es ofrecerle un asiento de postín. Tampoco es descartable que haya sido la realizadora la que haya elegido la sección, mucho más descansada que la MC y también con enorme visibilidad (hace un par de años a Guediguian y a Dumont les fue muy bien ahí, por no hablar de Film socialisme). Sofia Coppola también estaba en todas las papeletas, y también ha optado por UCR, en este caso para inaugurarla. Hay que decir que si el Festival suele inaugurar con una castaña pilonga que llene la alfombra de estrellas, UCR se reserva nivelazo para el pistoletazo de salida. Kelly Reichart también sonaba bastante, y no aparece por ningún lado.



- Ausencias: la más clamorosa es la de Godard, al que todos esperaban con su peli en 3D sobre la despedida del lenguaje, si bien se hacían cábalas sobre qué sitio elegiría esta vez para colocarla. Hay quien no descarta que se descuelgue en la Quincena de realizadores; yo, por mi parte, señalaría que todavía no se han anunciado las proyecciones en la playa. A Tsai Ming-Liang todos le dábamos por seguro, y tampoco se le ve por ningún lado. No parece probable que Jia Zhangke (del que no había noticias, y se presenta con peli de dos horas y cuarto) le haya quitado el sitio, que en estas alturas del olimpo cinéfilo las cuotas territoriales no cuentan. Allen y Scorsese sonaban para Out of competition de relumbrón, y todavía pueden aparecer, que la programación huele a incompleta, por no hablar del sempiterno Ken Loach, que de aquí al fetival puede terminar algo (y qué decir de de Hong Sang-Soo, que en las tres semanas que faltan puede hacerse dos pelis). Otro de los seguros en todas las quinielas, Ari Folman, abrirá la Quincena de realizadores, privilegio que en los últimos años ha caído en Coppola, Skolimowsky y Gondry. En cuanto a filmografías, desconcierta algo la falta de directores coreanos y rumanos, que tan buen juego han dado en los últimos años.



- Ascensos: siendo casi todos los de la lista repetidores, Cannes es como la Liga, hay directores que suben desde categorías inferiores, ya sean estas otros festivales o las secciones paralelas. De Bruni-Tedeschi ya hemos hablado. Amat Escalante sorprende con su ascenso tras sus pasos previos por UCR, aunque siendo de la cuerda de Reygadas, tan apoyado por el certamen, tampoco es tan raro, y más teniendo en cuenta que es la única representante "hispana" en MC (como curiosidad, hay otra peli mexicana en UCR, dirigida por un español, Diego Quemada-Díez. Ya se sabe que las secciones que a los españoles se nos dan bien son la Semana de la Crítica y la Quincena, donde se da por seguro que estará Albert Serra y tal vez Vigalondo y Mar Coll). A Pallières también se le esperaba, pero no tan alto. No he visto nada suyo, y su versión de Michale Kohlhaas, una de las nouvelles más maravillosas de la historia de la literatura, es de las propuestas más estimulantes (para mí, claro) del listado. Farhadi tenía cantada su nominación en MC tras el triunfo planetario con Una separación y producción francesa. Lo de Alex van Warmerdam, más que ascenso, es aparición desde la nada. De lo que colijo en el IMDB, debe de ser un Patrice Chereau a la holandesa: un veterano hombre de teatro que de vez en cuando hace películas. A descubrir.



- Bloques fijos: Cinematografía norteamericana, cinematografía francesa y grandes autores (dinosaurios con puesto fijo, según algunos). La selección norteamericana del año pasado fue un desastre, cuando suele ser estupenda (tal vez la excepxión sea Mud, que no he visto y cuyo estreno en nuestro país Vértigo ha retrasado sine die). Este año Fremaux se deja de experimentos y se trae valores seguros: los Coen, que no competían desde No es lugar para viejos, Alexander Payne, Winding Refn, que tras el pelotazo de Drive (que aquí entusiasmó) se ha convertido en fijo y Soderbergh, que presenta una TVmovie, lo que siempre crea alguna controversia con lo que rellenar una página el día que no se te ocurre nada. En principio no parece que vaya a salir de este elenco la peli del festival, pero imagino que cumplirán (El gran Gatsby es la crónica de un desastre anunciado, así que cualquier cosa por encima de eso sería una agradable sorpresa)  Los franceses dieron el do de pecho el año pasado con Holy motors y Resnais, que esperamos que algún día aterrice en España. Este año pinta bien con nueva de Desplechin (una debilidad particular) y un Kechiche larguísimo, más de tres horas. El prolífico Ozon regresa a Cannes, él que prefiere hacer turismo internacional con sus películas (a menudo a San Sebastián, donde hace unos meses triunfó totalmente), y de los apetecibles Paliières y Bruni-Tedeschi ya hemos hablado. Y a estos sumamos la citada Denis y Alain Guiraudie, que también se presenta en UCR. De los pesos pesados autorales, pues de todo: Polanski; Jia Zhangke, Sorrentino, Kore-Eda, Haleh Saroun... Cualquiera estaría presente en la sección oficial de cualquier festival, mientras que Miike es ese punto frívolo del que siempre hace gala la MC (Johnnie To se ha ido a las proyecciones de medianoche con Blind detective, título que augura entretenimiento).



- Otras cosas: Lav Diaz se trae una peli de cuatro horas a UCR, lo que en el caso del filipino se puede considerar un detalle, pero es un metraje que hace casi inviable el visionado completo en un festival con tanta chicha. Polanski presenta un reportaje que rodó por los 70 durante la carrera de Fórmula 1 en Montecarlo (que está tiro de piedra de Cannes). Guillaume Canet va Out of Competition con Blood Ties, guión de James Gray. En UCR se presenta Anonymous sin nombre de director asociado (como tiene que ser). Y falta la programación de Cannes classic, donde se presentan fastuosas restauraciones maravillosamente presentadas.  


5 comentarios:

Sergio Sánchez dijo...

Psché, pues nada, lo de siempre, que te acuerdes de nosotros (en la medida de lo posible) y escribas, que los diarios están muy sosos esos días y aquí la hinchada "cannoise" pide marcha.

Francis Black dijo...

El otro día vi por la tele : Vida en sombras y he ido a parar al blog de Sergio donde la comenta, a mi también me gusto mucho.

En cuanto a Cannes entrevista alguna actriz por mi.

abbascontadas dijo...

Me da la impresión de que este Cannes va a ser soso en cotilleos y en actrices, o es que me estoy volviendo viejuno y ya empiezo con lo de que "ya no hay actrices ni festivales como los de anets".
¿Qué cadena puso Vida en sombras?

Sergio Sánchez dijo...

Canal 33 catalán. No caía desde los tiempos de Garci, que es donde la descubrió mi quinta.

Francis Black dijo...

Si el 33 con un debate unos dias más tarde se ve que la pasaban en la filmoteca, es un programa el del 33 en que ponen pelis pero el presentador Gorina va muy espitado siempre y los debates posteriores quedan en nada.