martes, 20 de enero de 2015

El hombre que amaba los cementerios


Estoy leyendo la biografía de Ford escrita por Scott Eyman. Este plano de Judge Priest te deja helado cuando descubres que el director (nacido en 1894) lo rodó un año después de que muriese su madre y que los hermanos que lo flanqueaban, Joanna, nacida en 1892, y Daniel, el último vástago de los Feeney, nacido en 1898, murieron en la infancia.


3 comentarios:

Francis Black dijo...

Ayer vi a Kaurismäki en la filmoteca, se ha montado un personaje bastante pesado, debe ser un coñazo estar medio día con él.

Sergio Sánchez dijo...

Buf, qué pereza, y Godard, y Albert Serra y Haneke (siempre diciendo cosas taaan interesantes y profundas) y Almodóvar, la lista de directores para mí cinematográficamente potentes pero con la irrefrenable necesidad de demostrar que son gente con algo que decir es cada vez más extenuante. Con el tiempo cada vez agradezco más la falta de presentaciones en Sitges, y en el pase de "Adieu au langage" ya dije en su día que me habría encantado ver a Joaquín Reyes haciendo de Godard.

abbascontadas dijo...

Bueno, el problema de Kaurismaki es que no dice nada en las entrevistas y suele estar bastante bebido; y es obvio que las detesta. Es más bien rollo Ford