viernes, 29 de enero de 2010

Hoy voy a intentar escribir una entrada muy breve


La película que más feliz me ha hecho en una sala en los últimos años.
La estrenan el 19 de febrero.

6 comentarios:

´´ dijo...

Es breve la entrada, breve y contundente, cuantas películas puedes ver en un año (en salas).

abbascontadas dijo...

Me veo bastantes, aunque para compensar en casa no veo casi ninguna, con la tele colonizada por mis hijos.

Lo curioso es que de Bob Dylan no sé nada, para mí era una peli de fantasía.

Daniel Quinn dijo...

Yo acabo de leerme fascinado las últimas seis entradas, ¡y me maravilla que puedas ser tan prolífico!

A mí me toca mañana Shoah, me voy a atrever con la proyección sin cortes, espero no arrepentirme después!

Yo reconozco que no he leído nada de Stephen King, pero algún día me pondré con él, aunque sea por curiosidad. Bueno, ¡y también porque me interesa el género!

De Cronenberg también espero con muchas ganas sus próximas películas, aunque Cosmópolis no me acabó de convencer, prefiero cualquier otra cosa que he leído de DeLillo...

Y claro, también le tengo ganas a I'm not there. Había escuchado opiniones de todo tipo, pero me anima mucho tu breve comentario :).

Un saludo!

abbascontadas dijo...

Hola, Daniel, así me gusta, un comentario objetivo, y no las quejas habituales acerca de lo interminables que son mis entradas.

Lo de ser prolífico es porque tengo la sana costumbre de escribir durante mi jornada laboral, en vez de tomar cafés y esas cosas (como trabajar) a las que la gente se dedica en su trabajo, así que abro la entrada por la mañana, y la voy rellenando a lo largo del día, consiguiendo que, en general, sea larga y caótica.

A mí Cosmópolis tampoco me gustó (de hecho la dejé a la mitad, yo soy conservador y Ruido de fondo sigue siendo mi favorita), aunque me apetece mucho ver la peli de Cronenberg, del que me cuentan que es muy agradable, y como entrevistado es un chollo porque habla por los codos.

I'm not there tiene detractores muy solventes, pero yo recuerdo la sensación de felicidad que me entró al poco de empezar a verla, y que me duró todo el film, aunque hay cosas discutibles. Y a la salida de la proyección fui directo a entrevistar a Haynes, con la cara resplandeciente de alegría, y fue la entrevista habitual que no sirve para nada porque sólo hablaba yo contándole todo lo que me había gustado de la peli (su felicidad narrativa, la fe que demostraba en el cine y en sus posibilidades, la mezcla de géneros y texturas, esa especie de summa de su cine) y él se reía mucho y acabó diciendo que lo mejor era que hablase yo de la peli y no él.

Me parece una paliza lo de shoah de un tirón, a mí me gustó más la segunda parte. También me encontré las memorias de Lanzmann en el instituto francés (casi 600 páginas), pero sólo las he echado un ojo por encima, que estuvo con Cousteau en el Calypso y que el gobierno polaco exigió la prohibición de Shoah por atentar contra el honor patrio (esto es fácil de entender). La verdad es que me gustó tanto Shoah II que estuve tentado de repetir mañana, pero lo voy a dejar.

Un saludo (la entrada era corta pero el comentario largo)

SSSire dijo...

A mi tambien mee encanta esta peli, pero bueno yo no soy muy objetiva, que soy una fan babosa de Haynes desde que vi "Safe". Por curiosidad ¿cual es tu segmento favorito???

saludos

abbascontadas dijo...

Pues el que más me gustó fue cuando es un niño, aunque igual es porque es con el que comienza.
Ahora repetiré con mis hijos, menos mal que Vérigo consiguió ingresos con Milenium y está sacando lo que tiene en el armario, porque I'm not there la tenía ya comprada cuando se pasó en Venecia hace tres años.