jueves, 10 de mayo de 2012

El memo


El otro día comentaba con mis compañeros de trabajo el desconcertante éxito que ha tenido la derecha española, y especialmente su vertiente más canalla, a la hora de imponer una visión tan negativa de Zapatero, que ha pasado a la historia como un dechado de incompetencia e irresponsabilidad. Tampoco se entiende que esos medios que todo el mundo con dos dedos de frente desprecia consigan ocultar la incompetencia de Rato, al que ya tuvieron que echar del FMI y al que ahora han tenido que quitar de enmedio de Bankia, esa perversa fusión de cajas gobernadas por el PP hasta la quiebra. Ya encontrarán a alguien de fuera para echarle las culpas. En cualquier caso, contagiado del agitprop fascistoide, comienzo una campaña para proclamar que Rajoy es el mayor memo, el más señalado cretino, el imbécil más acabado que haya pasado por la Moncloa, sin que siquiera esas virtudes estén temperadas por la maldad de Aznar ni la perfidia de González. Por no tener, seguro que ni tiene un pasado falangista como Suárez. El único consuelo que nos queda es que durante su desdichado mandato no sólo los latinoamericanos nos expropiarán todas las empresas españolas que se han dedicado al saqueo en los últimos lustros por aquellos lares, ni que los equipos españoles dejen de ganar Champions y mundiales y eurocopas (como hacían constantemente con ZP), con lo que nos ahorraremos el siempre obsceno espectáculo de la victoria (la excepción es el Atlético, que ha demostrado una enorme grandeza en el éxito, dedicándose al noble arte de aporrear policías y levantar barricadas en la urbe de Lady Macbetrh, aka Espe). Lo mejor es que Cataluña y el País Vasco alcanzarán la independencia, animados por la esperanza de alejarse de tan patética caterva de descerebrados y descerebradas como rigen nuestro país, y convencidos, probablemente con razón, de que mejor les irá por su cuenta que unidos a esa ausencia de materia gris que parece condición necesaria para medrar en la derecha española junto, y podremos pedir asilo político.

13 comentarios:

Roberto Amaba dijo...

Sí, todo lo que tú quieras, pero a los niños no les ha subido losh chuchesh.

abbascontadas dijo...

Todo llegará... en un año

Francis Black dijo...

Si quieres te tramito lo del exilio, pero va a costar lo de la independencia aquí la gente solo habla y la derecha se parece bastante a la de Madrid, juegan con lo del antifranquismo para no parecer tan ultras, pero en el fondo son muy iguales y la izquierda es muy floja.

abbascontadas dijo...

Pues yo creo que esta vez van en serio, aunque es probable que a la gente le interese más salir de la crisis. Pero con un País Vasco donde es probable que arrasen los partidos nacionalistas, y una elite económica catalana que eche cuentas y vea que es ruinoso seguir en España, y más cuando la demanda interna debe de estar bajo mínimos, y viendo que al panoli de Rajoy todo el mundo se le ríe en las barbas, y hasta es incapaz de colocar a ningún equipo en la final de la Champion, que se echarán a suertes ingleses y alemanes, igual dan el empujón, a poco apoyo que encuentren fuera (siempre se ha dicho que a Alemania le molan los países europeos chiquititos), ya está hecho.

Francis Black dijo...

El País Vasco ni idea pero ya casi que lo tienen todo, en Cataluña si arreglan lo de la pasta no veo mucho futuro a la independencia la gente no es demasiado de aventurarse. Europa acabara siendo un continente Vintage para que indios chinos japoneses... venga a hacer fotos, pondremos fronteras físicas a modo de attretzo.

Susana dijo...

Jope, Francis, siempre he pensado que si fuera catalana me haría nacionalista e independentista radical ipso facto, porque lo de Madrid no hay quien lo aguante. A mis niños no les han subido losh chuchesh todavía, pero les han mermado la escuela pública, que el mayor empieza el curso que viene, las becas, les privatizarán la secundaria y si la cosa no cambia los tendré en casa no hasta los treinta, sino hasta los cuarenta. Menos mal que con los ahorros y antes de que los bancos nos impongan un corralito estamos poniendo aire acondicionado en casa. Uff, qué sofoco.

Sergio Sánchez dijo...

Me pasma que desde Madrid se idealice de esa forma el nacionalismo catalán, que además de tener un fuerte y feroz componente racista es profundamente de derechas y en cuanto a temas educativos, y no sólo educativos, sigue el mismo caminito que el PP. Lo de seguir atendiendo a "sin papeles" ha sido una gratísima sorpresa, pero de ésas no hay casi ninguna en toda la década.Tercera vez que intento poner a parir el nacionalismo catalán en este blog, a ver si el sistema no me lo rechaza.

Sergio Sánchez dijo...

No lo puedo creer, blogger se quitó la barretina, por fin lo pude decir. Madrileños, no es oro todo lo que reluce, no os fiéis ni un pelo.

abbascontadas dijo...

Hola, Sergio, no se' por que' no se grababan tus mensajes, que si' llegaban al correo.

Tengo teclado ingle's y no se' como configurarlo para que tenga acentos, antes era ma's fa'cil.

nazaret y sara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sara y nazaret dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Igor dijo...

Yo creo que esa idealización tiene que ver con uno de los grandes logros del nacionalismo, catalán y vasco: conseguir que todo el que se considere de izquierdas en este país tenga pavor a criticar todo lo que suene a nacionalismo (no español) por miedo a que le comparen o identifiquen con la derecha (española)

abbascontadas dijo...

Sí, es cierto, aunque el otro día estuvimos echando un vistazo a algún texto de Sabino Arana y es una vacuna infalible, no sé si en el nacionalismo catalán hay textos fundacionales tan dementes.