miércoles, 8 de junio de 2011

La Bella y el Reaccionario




Alguna vez he debido de contar por aquí que Inka Martí es probablemente la mujer más guapa con la que he trabajado nunca, con el añadido de que fue hace más de 25 años, cuando empezaba como cámara en TVE y ella tenía unos deslumbrantes 22 años. Además, siempre permanecerá asociada a uno de los recuerdos más memorables de mi periplo profesional (que también he narrado más de una vez), el día en que conocí a Zulueta, por aquel entonces mito absoluto de mi panteón cinéfilo adolescente.


Desaparecida del mundo mediático, Inka tiene cierta proyección pública como consorte de Jacobo Siruela, que para el público no lector es el hijo de la Duquesa de Alba que va de bohemio y de intelectual, y que en su día fundó Siruela, la deslumbrante editorial que cambió el panorama literario en España. Jacobo vendió Siruela y se retiró al Ampurdán a montar Atalanta, una versión doméstica de su antigua editorial, que había crecido demasiado, donde publica relatos fantásticos, clásicos de la literatura oriental y esos tratados sobre hermetismo y filosofía perennis que le deben de chiflar. Por el camino ha escrito un ensayo sobre el cosmos onírico, El mundo bajo los párpados, y le ha editado a Inka Martí una recopilación de sueños bajo el título Cuaderno de noche. El prólogo, algo paternalista, aunque interesante, es del mismo Jacobo, y en él se cuenta de manera somera el método de Inka para recordar y recopilar sus vivencias nocturnas:


"[Inka] siempre ha deseado conectar con el mundo onírico, y ello le hizo poner en práctica una forma de recordar major los sueños, que consiste en, nada más despertar -sin mover un pelo del cuerpo-, concentrarse (con los ojos cerrados) en tirar del hilo sutil de la mente hasta que acude el recuerdo del sueño. Luego, se retienen todos los detalles y se repasa mentalmente la secuencia antes de escribirlo en el cuaderno."


(Método que recuerda, por cierto, a los de las diferentes escuelas que han propuesto rigurosos ejercicios de examen de conciencia, sólo que aplicados al mundo de la vigilia, desde los pitagóricos a los jesuitas).




Como Inka firmaba su libro el pasado domingo en la feria del Libro me acerqué al Retiro a verla de nuevo, comprar su libro y contarle que tuvimos un pequeño pasado en común, del que ella no se acuerda en absoluto pero que a mí me hace mucha ilusión. Tiene la misma voz suave y baja que recordaba, y los mismos ojos. Le pedí que, en la dedicatoria, me recomendase algún libro que le gustaría que conociera un lector de su libro (que es lo que le digo siempre a los autores cuando pido que me firmen un ejemplar, porque no se me ocurre qué otra cosa decirles), y allí se presentó Jacobo el posesivo, pegado a su mujer, que levantaba la vista constantemente en busca de su aprobación. Los libros recomendados fueron:


- El fuego secreto de los filósofos, de Patrick Harpur


- Sueños, recuerdos y pensamientos, de Jung


- El hombre y sus símbolos, también de Jung


que alguien podrá decir que, como freudiano dogmático que soy, me lo tengo bien merecido, por palizas. Inka me lanzó una irresistible sonrisa, y me dijo que la había pillado de improviso, pero que le escribiese a la editorial, y que me recomendaría más, por lo que voy pregonando a los cuatro vientos que un idilio imparable se ha puesto en marcha, sin que hasta la fecha nadie me haya creído.


De paso me llevé los Textos de Nicolás Gómez Dávila, fascinante colombiano de reconocida militancia reaccionaria (una versión americana de Calasso, nada que ver con la chusma de la kale borroka fascistoide que puebla los canales marginales de la TDT) a cuya lucidez dedicaremos próximas entradas.

5 comentarios:

Francis Black dijo...

Inka Marti es una de las mujeres más guapas del mundo, Naomi Watts Inka Marti me estas dando un poco de rabia.

abbascontadas dijo...

Hola, Francis, he visto que has vuelto a las andadas blogueras.

En aquellos días Inka me impresionaba tanto que, aunque la veía todos los días, apenas era capaz ni siquiera de saludarla.

Este año quien me ha impresionada ha sido Tilda Swinton, que siempre hace de fea o tarada (o las dos cosas), pero en persona es de un magnetismo y carisma de tirar de espaldas, incluso en los 5 minutos de entrevista que nos dan.

Un saludo!

Francis Black dijo...

Si, Tilda Swinton si vas a la sección de mi blog ESTETICA , entre otras estan Tilda, Inka y Naomi , si coincidimos un día en un bar nos vamos a reconocer a la primera, los dos mirando a la misma chica.

Francis Black dijo...

Es un disco para Susana que me dijo hace tiempo que le gustaba Javier Colina y tambien este tipo de canciones.

http://www.deezer.com/es/music/silvia-perez-cruz-javier-colina-trio#music/silvia-perez-cruz-javier-colina-trio/en-la-imaginacion-957119

Susana dijo...

Precioso disco! Me ha puesto los pelos de punta, de verdad. Veo que además tienen a Perico Sambeat de saxo invitado, qué lujo! Gracias