jueves, 13 de octubre de 2011

Nuevos espacios



Ayer, día del pilar, de la hispanidad, de las fuerzas armadas y de sabe dios cuantas cosas más, aproveché la jornada festiva para descubrir nuevos sitios en Madrid. Por la mañana me di una vuelta por la ribera del manzanares, ese gran paseo que se ha conseguido enterrando la M-30 y endeudando al ayuntamiento para las próximas décadas. Es una maravilla de espacio público, abarrotado de familias, skaters, ciclistas, jubilados...


Pasa por la trasera del Matadero, ese centro que también el ayuntamiento está intentando levantar en esta época de crisis. Lo más conocido son las salas de teatro, pero han inaugurado recientemente una sala de cine especializado en documentales. Ayer me fui con mi mujer a ver El cuaderno de barro, el documental de Isaki Lacuesta sobre la perfomance de Barceló y un colega suyo con plastilina a lo bestia (cinco toneladas de arcilla). Miquel se va al pueblo de Mali donde pasa unos meses al año y monta la sesión; sus colegas (que son los mismos que actúan en Los pasos dobles) van altavoz en mano por el poblado piiendo a la gente que acuda a verla, porque el pintor es un tío muy majo. En Mali no debe de haber liga de fútbol porque cuando los tíos se toman una birra en la cena no hablan de Messi, sólo de mujeres (bueno, de una mujer pez, sirenas, cosas así, en plan arty, pero da igual, hablan de mujeres). La perfomance es muy conocida, es una mezcla de mito cósmico, con protoformas emergiendo de una pared inmaculada, el posterior desarrollo de infinidad de formas que regresan al magma original, y la hora de las manualidades en la guardería, con los dos tíos muy serios guarreándose con la arcilla y la pintura. Los contraplanos del público muestran a unos niños con pinta de preguntarse cuando va a acabar aquello y por qué los blancos hacen cosas tan raras, aunque al final todo el mundo se pone a ovacionar como loco, y no como en Sanse, que hubo quién abucheó, se ve que en Mali los espectadores están mejor educados o están imbuidos de un alto sentido de la hospitalidad.


A mi mujer le gustó más El cuaderno de barro que Los pasos dobles; durante un par de semanas hay sesión doble con las dos obras, el miércoles que viene Lacuesta estará allí para charlar con el público, tal vez en el estupendo bar que han abierto al lado de la sala. Todo muy recomendable.

2 comentarios:

Francis Black dijo...

En Barcelona no ponen el documental, claro que les hemos pillado a Keita y quizá están picado. Supongo que lo cambiaremos en la copa áfrica, un mes y medio de baja, será la peli que más dura en cartelera.

abbascontadas dijo...

Pues es verdad, Keita juega en la selección de Mali, así que deben de tener liga. Y a Barceló seguro que le gusta el fútbol.
Guardiola dijo que Keita era la mejor persona que había conocido nunca, si mal no recuerdo.